Tecnicas De Ventas En Microsoft Word 2010

Videocurrículum de guitarra clásica Clasificación de tecnología

La cocción y la infusión de las flores del sáuco aplican a las enfermedades de resfriado, el reumatismo, la gota, la gripe, la bronquitis, las neumonías, la laringitis, las enfermedades de los riñones, los pelvis de riñón, la vejiga, a las neuralgias.

La infusión de los frutos y la corteza del sáuco recomiendan a las enfermedades de los riñones, que acompañan los hinchazones. A las cerraduras crónicas de las hojas primaverales y las bayas otoñales cuecen los kiseles, añadiendo en ellos las Hojas médicas usan a las quemaduras, los furúnculos,, la inflamación de los nudos. Para esto, los enderezan, secan ligeramente por la servilleta y ponen al lugar enconado.

6-8 hojas jóvenes del sáuco la 1 cuchara negra y de las hojas de la salvia medicinal a 1 vaso del agua hervida, añadir la miel, insistir, colar. Aceptar por 1/2 vasos 2 veces por día a la hemorroide durante 3 semanas.

1 cuchara de las flores a 1 vaso del agua hervida, insistir 1/2 horas al vaso cerrado, colar, tomar caliente como el sudorífico para una noche o aceptar por 1/2 vasos 3-4 veces por día 15 minutos antes de la comida como antiinflamatorio, expectorante, que teje.

En la industria alimenticia los frutos del sáuco negro aplican en calidad del tinte inofensivo. Las inflorescencias jóvenes añaden al mosto para el dar la culpa del olor grato. De las bayas y las flores del sáuco cuecen la confitura.